CIEN AÑOS DEL CRICKET COSTARRICENSE
1890-1990
Un capitulo no contado de la historia caribeña
Tim Willasey-Wilsey

Cuando me avisaron de mi puesto diplomático en Costa Rica en 1986 mi primera reacción fue localizar el país en al mapa. No es, como mucha gente cree, una isla, es un país pequeño y angosto ubicado entre Panamá y Nicaragua del Istmo Centroamericano. Para ese entonces era una tierra habitada por 2.7 millones de habitantes, de paisajes ampliamente variados y una rica flora y fauna. Gano su independencia de España en 1821 y desde 1948 no tiene ejército lo cual lo convierte en un oasis de paz en la convulsa Centro América. Exporta café, azúcar, bananos, flores y plantas y tiene la gran ventaja de tener puertos en ambas costas Atlántica (Caribe) y Pacífica.

Limon
Mapa que demuestra las líneas de Limón a San José, Guácimo y Atalanta

Nunca se me ocurrió empacar mi equipo de cricket. Imaginen mi sorpresa, por lo tanto, cuando llegue a San José (Capital de Costa Rica en el centro del país) que me contaran que el Embajador de Inglaterra así como mucha de la colonia inglesa, no estaban en la ciudad pues se encontraban jugando cricket en Limón. Conocía Limón como el puerto de la costa Atlántica como el lugar en donde llego Cristóbal Colon a la ciudad indígena de Cariari en 1502 y la llamo Costa Rica, la costa rica. También conocía Limón por ser poblada por una amplia población de origen jamaiquino, pero no había considerado que el cricket hubiera sobrevivido a la transición a América Central a través de 100 años. Que equivocado estaba entonces.
Algunos meses después jugué mi primer encuentro de cricket en Costa Rica (con equipo prestado), conocí al equipo de Limón por primera vez. De hecho ellos estaban casi todos de origen jamaiquino, bien puestos, hombres que no aparentaban haber llegado a sus treinta y tantos.  Fue solo después del encuentro cuando la cerveza comenzó a surgir que descubrí que algunos de ellos eran considerablemente mayores. Standford Barton, su capitán, tenía 70 como el mayor jugador del equipo de San José, Lancelot Binns, también de extracción jamaiquina. Varias cosas me llamaron la atención acerca del equipo de Limón luego durante ese primer encuentro. Su entusiasmo por el juego fue radiante, manifestándose de varias maneras, sin menospreciar una marcada reluctancia de salir de la caja de bateo por ninguna razón que no fuera una eliminación indudable. Su cortesía del viejo mundo era deliciosa y ellos se las arreglaban para combinar amistad con formalidad. Por ejemplo después de conocerse durante cincuenta años ellos se referían al otro como Señor Binns y Señor Barton. Cualquier otra cosa habría sido una familiaridad inexcusable. La puntualidad era otra figura como lo era de hecho la precisión; en un país Hispánico es bastante inusual encontrar gente que llegue a tiempo. Es igualmente increíble escuchar gente citando fechas y figuras de hacia cincuenta años con aguda precisión. De los Señores Barton y Binns y de un tal Sylvester Cunningham, que tenía setenta y dos en 1986 (y había decidido retirarse del juego), yo reconstruí la historia del cricket en Costa Rica.

Description: D:\Users\Tim\Pictures\H Wimmer.jpg



Ya he mencionado que Costa Rica es un angosto país del istmo centroamericano. En el siglo 19 se desarrollaron numerosos planes para crear una ruta de tránsito para bienes y pasajeros a través del istmo, evitando de esa forma que los barcos tuvieran que hacer el precario viaje alrededor del sur de Argentina y Chile. Entre 1850 y 1855 se construyó un ferrocarril a través del istmo en Panamá y en 1880 se hizo un primer intento para construir un canal interoceánico también en Panamá (a pesar de que también existía un plan para un canal en Nicaragua). Aunque angosto, el istmo era extremadamente difícil de atravesar, particularmente en Costa Rica donde la meseta central tiene una elevación de 3800 pies y desciende bruscamente hacia ambas costas. Más aun la costa atlántica estaba compuesta de una selva casi impenetrable. Como resultado de esto la población hispanoparlante de la capital y el resto del país no habían tenido virtualmente ningún contacto con los pueblos de la costa atlántica.  De hecho no había ni un camino para llegar a Limón sino hasta 1970. Mucho de lo mismo podría ser dicho acerca de las costas atlánticas de Nicaragua y Honduras que permanecieron mucho tiempo independiente de sus gobiernos hispanoparlantes hacia el oeste. A finales del siglo 17 y durante mucho del 18 y 19, los británicos primero en forma de piratas y luego del gobierno en sí mismo, estimularon a las poblaciones principalmente indígenas a desarrollar una identidad e idioma separado de los “españoles”. Desde mediados al fin del siglo 19 fue obvio para el gobierno en San José que una ruta hacia el Atlántico debía ser abierta si se quería comerciar el café en Europa. En agosto de 1871 se decidió construir un ferrocarril desde San José a Limón y el contrato le fue dado a un tal Henry Meiggs. Fue de hecho el sobrino de Meiggs, Minor Keith, desde Nueva York, quien jugo el papel decisivo asegurar el eventual éxito del proyecto. La ferrovía se convirtió en un proyecto de mucho gasto y no fue sino hasta el 7 de diciembre de 1890 que una locomotora a vapor finalmente hizo el viaje de Limón a San José. Para ese tiempo Minor Keith que había sido responsable del ferrocarril desde 1873, había probado seriamente los nervios de los bancos de Londres. Además la construcción de la vía había costado miles de vidas, algunas por accidentes, derrumbes, mordeduras de serpiente, otros por la fiebre amarilla, el beriberi y la disentería pero mayormente debido a la malaria y a los mosquitos. Keith había ensayado con diferentes razas buscando aquellas que fueran resistentes a la malaria, y el cementerio Chino en Limón al día de hoy es testigo de que la labor china especialmente importada de China continental, no tuvo la resistencia necesaria. Sin embargo parece que los jamaiquinos tenían esa resistencia y desde 1877, 1500 jamaiquinos laboraron duro. Fueron estos jamaiquinos quienes trajeron el cricket a Costa Rica.

Description: D:\Users\Tim\Pictures\H Wimmer 2.jpg


Los orígenes del cricket en las West Indies (“Antillas”), fueron por supuesto muy bien documentadas. Los ingleses habían traído el juego a la región y había empezado a pegar desde los inicios y hasta finales del siglo 19. En 1846 se hizo el primer juego entre islas entre la Guyana Británica y Barbados. Sin embargo no fue sino hasta 1880 que se dieron varios arreglos entre islas y se jugaron varios partidos. En 1891 la serie triangular intercolonial comenzó entre Barbados, Trinidad y Guyana Británica (Demerara). Mientras tanto el cricket era jugado también a mil millas de distancia en Jamaica.  La declinación de la industria azucarera durante el curso y finales del siglo 19 que proveyó el incentivo para que muchos pobladores de las indias orientales, particularmente, jamaiquinos y haitianos, viajaran con la esperanza de encontrar empleo en algún otro lugar. Miles de jamaiquinos ayudaron a construir el ferrocarril y el Canal de Panamá y unos diez mil fueron a Cuba en 1920. No existen records de cuántos jamaiquinos vinieron a Costa Rica a construir el ferrocarril, pero ciertamente fueron más de diez mil. A la fecha nadie sabe cuántos jamaiquinos murieron en la construcción del ferrocarril y el canal de Panamá y las rutas oceánicas en ambos países porque los contratantes olvidaron llevar records.  
Mucho se ha escrito acerca de la importancia del cricket en el Caribe. Parece claro que de alguna forma hizo conexión entre la inalcanzable brecha entre los más grandes pobres negros y la población mixta y el tres por ciento de blancos terratenientes y administradores. Cuando los jamaiquinos se encontraron en Costa Rica, el cricket se convirtió en un símbolo de su identidad cultural en un país que era más que todo Hispánico. La Asociación para el Mejoramiento del Negro Unido (UNIA), originalmente formado por Marcus Garvey, tenía y aún tiene una oficina en Limón. Este organizaba grupos de auto-ayuda y proyectos y fue también el punto focal del cricket en Limón. En cada estación de la línea oriental los jamaiquinos se las arreglaron para hacer canchas de cricket con sus machetes. Muchos de estos campos aún existen hoy, aunque son más usados para partidos de futbol que de cricket.

Description: scripophily_2026_104779859[2]

Certificado de una acción del Ferrocarril de la Costa Atlántica


Minor Keith fue un fuerte y talentoso empresario en el molde victoriano. Mientras el ferrocarril estaba en construcción, el negocio con el gobierno el uso de las tierras al lado del ferrocarril para la siembra de banano. Según se iba completando la construcción del ferrocarril, casi todos los jamaiquinos, se reemplearon en el cultivo del banano. En 1899 la United Fruit Company (la “Yunai” como se conoce localmente) se fundó en Costa Rica y desde entonces se convirtió en una gran multinacional industrial. Costa Rica se convirtió en la banana republica original y por un tiempo fue  el productor más grande del mundo. También la United Fruit tenía una envidiable reputación como empleadora y aparentemente estimulo el cricket como una actividad para los pocos momentos de ocio de sus trabajadores. El Consulado Británico en Limón también tenía su cuota de ayuda y apoyo al juego y de haberle suministrado los implementos.
Si los empresarios americanos del ferrocarril y las compañías bananeras encontraron al cricket difícil de entender, lo mismo pudo haberse dicho de los pueblos hispanoparlantes de la meseta central, quienes en 1890 tenían ahora acceso a la Costa Atlántica. De hecho hay algunas historias sociales curiosas alrededor del desarrollo del cricket. Standford Barton me conto que durante su niñez a él y sus amigos se les prohibía jugar cricket con los hispano-parlantes (o “españoles” como se les decía en la costa) porque se creía que ellos tenían piojos. Más aun la costa atlántica puso muy poca atención a las tradiciones y practicas costarricenses. No había una persona que se diera a respetar de la costa que hablara el español (“hablaring” como le decían) y la costa reconocía solo los feriados públicos británicos, siendo los dos más importantes el lunes de pascua y el cumpleaños de la Reina cuando había carreras de caballos y se jugaba cricket. Este prejuicio entre la gente de la costa y los españoles era de doble vía. El Gobierno del Presidente León Cortes decreto a los trabajadores del ferrocarril que ellos y su tripulación no debían acercarse más a la capital que Turrialba a unas 50 millas de San José. Esto no fue exactamente una barrera anticolor pero tuvo un efecto similar. La gente de la Costa tenía mucho más en común con sus ancestros en Jamaica de lo que tenía con la gente en la meseta central. Cuando se necesitaban provisiones ellos enviaban una orden a través del bote semanal a Jamaica. No se les ocurría ordenar los mismos artículos desde San José.

Description: D:\Users\Tim\Pictures\H Wimmer 3.bmp


Los partidos de cricket durante el apogeo del cricket costarricense (desde cerca de 1910 a 1939) tuvieron un romance considerable. Los juegos de la Liga se jugaban los domingos y los lunes. Los equipos viajaban de y hasta los juegos por tren y por lo tanto crecieron tres ligas basadas en estas tres líneas de ferrocarril: la Línea Principal de Limón a Siquirres, la Linea Penshurst de Limón a Pandora y la Línea Vieja de Cairo hasta Guácimo. El equipo de Limón saldría cerca de las 5am y el juego comenzaría justo después de su llegada, alrededor de las 10 am usualmente. El almuerzo usualmente consistía de pollo, arroz y arvejas, pero se servía tortuga cuando estaba de estación. Limonada, lima y jengibre y agua dulce (agua endulzada) se proveían como bebidas. El juego normalmente terminaba como a las 4pm con te frio, emparedados y galletas y los visitantes normalmente se quedaban a dormir en la casa del equipo hasta el próximo viaje a la mañana siguiente. Sin embargo para feriados públicos se establecían trenes adicionales de excursión. Los partidos de cricket eran grandes noticias. En los 1930s todos los periódicos de la costa atlántica contaban acerca de cada partido y sus resultados. Los periódicos principales eran el Atlantic Voice,  publicado en Turrialba por Joshua Thomas, el Central American Express publicado en Limón por Charles David y The Gossip redactado por Dolores Joseph.
Los equipos de cricket se formaban en todo “La Costa” (según se conoce el llano de la costa atlántica). En el propio Limón había tres equipos cerca de 1922, los Wanderers CC, Construction CC y Surprise CC. Hacia el final de los 1930 había nueve equipos en Limón y más de treinta y siete en el interior, divididos en las tres ligas basadas en las tres pistas del ferrocarril.  Muchos de los nombres son redolente de tenues asociaciones del pasado, Liverpool, Cuba Creek, Old Harbour, Cairo White Star etc. Otras eran más obvias como Eleven Brothers CC, 24 Miles CC, (en la milla 24 de Limón), Motive Power CC etc. Se ha aceptado extensamente que los mejores eran los Wanderers, Construction, Motive Power, Eleven Brothers, Excelsior, Pathfinders, Cairo y Matina, todos los cuales formaban la Federación Costarricense de Cricket.

Description: D:\Users\Tim\Pictures\Breeddy cousins Limon.jpg

El campeón de la liga durante mucho de los 1920s fue Cairo, que después genero dos equipos. Sylvester Cunningham, de una familia jamaiquina que llego a Costa Rica en 1908, vio su primer partido de cricket a sus siete años en 1921. El recuerdo los primeros viajes de los extranjeros de y hasta la costa atlántica. En 1928, Almirante, el equipo panameño radicado en Bocas del Toro, viajo a Costa Rica y jugo tres partidos contra Siquirres, Wanderers y Construction. En 1930 el equipo completo de las Antillas visitó Costa Rica en su viaje de la Guyana Británica a Jamaica. Cunningham recuerda vívidamente el haber tenido a Learie Constantine y George Headley en la ciudad, sin embargo no recuerda exactamente si se jugó o no un partido en Limón. Tristemente ninguna de las dos autobiografías de Constantine, ‘El Cricket y Yo’ y ‘El Cricket al Sol’, hace mención de esta breve parada en Limón. Claramente su mente estaba más enfocada en el partido que venía, el Cuarto Test contra Inglaterra. Sin embargo fue George Headley, el “Bradman negro” como más tarde sería bautizado por la prensa inglesa, el que fue gran héroe en la costa e inspiro a toda una generación de jóvenes. Headley no solo era un brillante jugador habiendo estallado a la fama en 1929 anotando 78, 211 y 71 en las tres entradas contra el Honorable L.H. Tennyson XI en Jamaica sino que sus antecedentes se parecieron mucho a los de los jamaiquinos de Costa Rica. El había nacido el 30 de mayo de 1909 en Panamá donde su padre era un trabajador del Canal de Panamá (que sería completado en agosto de 1914). La familia entonces se había movido a Cuba y a Trinidad antes de regresar a Jamaica en 1927. El también conoció la experiencia de ser jamaiquino expatriado en un exilio hispanoparlante.
Después de la visita de las Antillas en Marzo de 1930, le siguió una corriente de tours extranjeros. Cerca de 1935 el equipo jamaiquino Clarendon visito Costa Rica y gano sus partidos. McDonald hizo dos siglos durante este viaje. Sucedió lo mismo con el viaje de 1935 de la selección de las Antillas a la cual se refirió también Standford Barton y que incluyo a HH Hines Johnson y a R.L. Fuller ambos seleccionados para las Antillas. Este equipo tomo por sorpresa a una Costa Rica XI en un partido Test no oficial.
En la pascua de 1937 los Pathfinders de Limón enviaron un equipo a Jamaica donde jugaron diez partidos, perdiendo ocho y empatando dos. Se jugaron partidos contra Lucas, Railway, Unifruit, Clarendon, Four Paths, Kingston, May Pen, Porus, Christiana y Kingston. El equipo costarricense fue mayormente agredida por los jamaiquinos más experimentados y solamente pudo mirar atrás a un momento de promesa cuando ellos tuvieron a Railway en la posición peligrosa de 8 por 4 antes de que anotaran un total de más de 300. Sin embargo Standford Barton y Lance Binns ambos  recuerdan con orgullo que ellos tuvieron la oportunidad de jugar contra Headley. Sylvester Cunningham también hizo un viaje a Jamaica con los Pathfinders en 1937. Estaba en el equipo solamente como fíldeador, pero recuerda vívidamente no poder atrapar y eliminar a George Headley del lanzamiento de su hermano Winston Cunningham. También recuerda un partido donde el lanzador jamaiquino Fuller tomo todos los diez wickets contra los Pathfinders. Talvez con algún alivio Sylvester Cunningham, un maestro adventista del séptimo día, no fue capaz de viajar a Jamaica de nuevo en 1938. Hablando del viaje de 1937, Sylvester Cunningham había escrito en el inimitable lenguaje de la costa “Recibimos mucho consejo, también calentando las cabezas, y aprendimos mucho lo cual nos capacito a regresar a Costa Rica y convertirnos en los campeones  del año”.
De hecho los Pathfinders permanecieron como los campeones hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial. A su regreso a Limón ellos retaron a los Excelsior a un partido y los quitaron por 68 en respuesta a los 168 por 1 declarado de los Pathfinders. En 1938 los Pathfinders visitaron Jamaica de nuevo, ganando esta vez dos de sus partidos y jugando contra los Port Royal y Spanish Town además sus viejos adversarios de 1937. El entusiasmo por el juego estaba en su punto más alto. En 1937 y 1938 el equipo había jugado partidos en Bocas del Toro y Panamá City en su trayecto hacia Jamaica. Ahora se había decidido jugar contra algunos de los de Centro América del norte de Costa Rica, específicamente Bluefields (en la costa atlántica de Nicaragua), Corn Island y British Honduras ahora Belice. Sin embargo la Segunda Guerra Mundial se aseguró de que esta tour nunca tuviera lugar. Mientras ellos no lo realizaron en su tiempo, la Guerra fue el principio del fin del Cricket en Costa Rica.
Antes de que consideráramos el caimiento del deporte en Costa Rica, nos detuvimos a considerar algunas de las estrellas de esas dos décadas. Stanley Dixon, un barbero, fundo los Pathfinders y  dirigió los equipos en Jamaica. El vendía tiquetes de lotería en San José en 1986 pero murió en 1988 antes de que yo fuera capaz de consultarle acerca de esta historia. Standford Barton fue el vice-capitán de los Pathfinders en su tour hacia Jamaica y fue un buen primer bateador y capaz lanzador con efecto. Nacido en 1917 el comenzó a jugar cricket en 1929. Sesenta y un años después fue aun la fuerza motivadora detrás del Cricket de la Costa. El Doctor Arthur Sutton, un químico dispensador de Trinidad, fue el fundador del Excelsior CC en Limón en los años 1930 y fue un boleador y bateador muy capaz. El también murió en 1988. Samuel Smith y Rubén Brown deConstruction estaban acreditados de haber anotado más de 100 carreras juntos, aparentemente un evento raro de los terrenos traicioneros de la Costa, donde los lanzadores reinan supremos. Tom Erskine de los Pathfinders una vez les saco afuera cinco bateadores en cinco bolas consecutivas contra el Construction. James Robinson de los Pathfinders y George Brown eran los dos lanzadores más veloces. Robinson lanzaba de una carrera de 25 yardas. Mientras la mayoría de los otros jugadores eran de extracción Caribeña, habían dos muy capaces jugadores chinos quienes  aprendieron el juego en Jamaica - Alberto Lam y un pariente conocido solo como Lamsic.

Description: Lance

Lancelot Binns, siempre jugando en 1989

Uno de los caracteres del cricket de Costa Rica fue Lancelot (Lance) Binns, nacido en Siquirres el 28 de Agosto de 1916. En 1926 se fue con su familia para Jamaica, fue educado en el Liceo Calabar y luego permaneció en Jamaica hasta 1939. El recuerda vívidamente un juego en Febrero de 1936 donde el jugo para Jamaica Schoolboys XV contra el equipo Yorkshire que estaba de gira y que incluía a Len Hutton, Maurice Leyland, Herbert Sutcliffe, Bill Bowes y Hedley Verity. Recuerda haber marcado 34 (carreras). Yo miré recientemente el registro de puntaje y encontré que Lance había abierto el innings y había hecho 30 antes de ser boleado por Smailes (quien más tarde jugo un partido para Inglaterra). En su segunda entrada fue atrapado por Wood boleado por Smailes para 2. Los Schoolboys habían hecho 194 y 61 por 5. Yorkshire contestó con 222 pero el partido fue empatado. Vale la pena hacer notar que el equipo Yorkshire para este partido contenía no menos de ocho jugadores que habían jugado o lo harían pronto por Inglaterra (Gibb, Hutton, Sutcliffe, Mitchell, Leyland, Wood, Smailes y Bowes; Verity tuvo descanso).
Más tarde el jugo para el equipo mayor de la United Fruit Company en  Kingston que incluia a seis jugadores jamaiquinos que incluía a HH Hines Johnson, W.G. Beckford y D.P. Beckford. En 1937 regreso a la United Fruit contra Jamaica Colts y anotó 86. En sus vacaciones el jugo para el Condado de Manchester y en un solo partido anotó un centenar y tomó tres wickets en tres bolas (hat-trick) contra el Garrison en Uppark Camp, Kingston. Después de estudiar en la Escuela de Agricultura de Jamaica regreso a Costa Rica en Setiembre de 1939 en las puertas de la guerra. Sin embargo, él había jugado para el equipo de los Pathfinders durante el tour de 1937 de Jamaica y fue ahí donde el conoció a esos costarricenses que habían aprendido su Cricket en América Central. En 1986, Lance todavía abrió el innings para Santa Ana y Siquirres y lanzaba sus pelotas con efecto astutas.

Description: CR Cricket

El registro de puntaje del partido de Lance Binns contra Yorkshire

La Segunda Guerra Mundial no experimentó ninguna hostilidad verdadera en América Central, aun cuando Costa Rica declaro por los Aliados. Sin embargo si corto la costa Atlántica de sus fuentes tradicionales de implementos de cricket. Luego en 1942 la más importante cancha de cricket en Limón fue tomado para la construcción de un hospital (que nunca fue completado). Por lo tanto la declinación fue rápida. Desde un pico de 46 clubes de cricket en los 1930 los números bajaron rápidamente a números sencillos. El futbol y el béisbol sustituyeron al cricket en la imaginación de la juventud. Fue en particular la actuación de la estrella negra brasileña, Pelé lo que creo la pasión por el futbol en la costa (de donde sobresale en 1990 el héroe costarricense de la Copa Mundial Hernán Medford). Podría decirse que Pelé hizo en la costa por el futbol lo que Headley había hecho por el cricket. Aun cuando las ligas se titubearon hacia 1957 la mayoría de los clubes de cricket jugaron béisbol paralelamente al cricket. Desde entonces se han hecho varios intentos para revivir el juego. Desde 1946 a 1959 la United Fruit Abaca Company, que producía cuerda de cáñamo, retomó el cricket en las tres ciudades de Manila (en la línea entre Monteverde y La Perla) Pacuarito y Bataan gracias al entusiasmo de su administrativo, un tal Clinton Watler de Gran Caimán. Watler llevo a cabo una discriminación positiva escogiendo obreros de la plantación entre los que juagaban o querían jugar cricket.
Los próximos dos intentos de revivir el cricket se originaron ambos en San José, la capital en la meseta central. Ellos se centraron ampliamente en la comunidad expatriada de Británicos y de la  India. Hasta 1975 virtualmente no se había jugado cricket en Costa Rica excepto en la costa atlántica. Bill Caines, el gerente general de la Republic Tobacco Company (una subsidiaria de la British American Tobacco) hizo sondeo en la comunidad expatriada a finales de 1974 sobre el establecimiento de un club de Cricket. La respuesta fue favorable y el fundo el Club de Cricket los Cavaliers.  Su primer partido se jugó en los jardines de la Republic Tobacco Company en Zapote, un barrio de San José, el 10 de enero de 1975, fue de lo más memorable porque dos bolas, un bate y cinco palos fueron todos quebrados, sin duda alguna por haber sido guardados sin uso por décadas. Seis semanas después los Cavaliers viajaron a Managua, la capital de Nicaragua, y jugaron con los expatriados del Managua Cricket Club que disfruto las iniciales MCC. Por los previos once años el MCC había tenido únicamente un oponente, el Fincona Cricket Club con sede en San Salvador. El partido fue dominado por un joven lanzador rápido de velocidad prodigiosa del MCC llamado Dickie Vaughan. El regresaría más tarde para afligir a los Cavaliers tomando 7 por 3 de su total de 7 todos fuera. A mediados de marzo de 1975 los Cavaliers se hicieron de su primera victoria, una de cinco wickets contra los visitantes del Royal Yacht. El partido fue jugado en la impresionante cancha de Zapote que es el único campo realmente plano en el país y posee una gramilla excelente. A pesar de la sequía Bill Caines había autorizado el uso de agua escaso a proveer una cancha verde. A finales de mayo los Cavaliers viajaron a Siquirres para competir contra un equipo de la costa atlántica dirigido por Lancelot Binns. Desde 1957 virtualmente el único cricket que se jugó en la costa había sido un partido festival en el Carnaval de Limón cada Octubre. Pero a pesar de su falta de práctica los jugadores mayores de la Costa les ganaron a los Cavaliers dos veces en un día!

Description: Scoreboard

El cricket en Costa Rica es afectado por las muy fuertes lluvias que caen entre abril y mediados de noviembre, de manera que no fue sino hasta enero de 1976 que los Cavaliers tuvieron su oportunidad de vengar a Managua, esta vez en San José.  En esta ocasión los Cavaliers ganaron holgadamente pero estuvieron de nuevo sin los nervios por el boleo rápido de Dickie Vaughan. En una carta al MCC en Febrero de 1976 un atribulado Secretario de los Cavaliers propuso a su Capitán (el padre de Dickie Vaughan) de que Dickie debía ser persuadido de reducir un poco la velocidad si la serie iba a continuar. También en Febrero de 1976 los Cavaliers proveyeron a su mejor jugador, Bob Jagger, un antiguo capitán del Malvern College, para un equipo centroamericano que jugo con el Club de Cricket de la Ciudad de México. Después de una segunda visita a Managua en marzo de 1976, los Cavaliers y el MCC se jugaron contra el Fincona CC en San Salvador en Abril. De muchas maneras 1976 fue la cima para los Cavaliers porque en 1977 solo se jugaron dos partidos grandes, ambos contra Managua. Y en 1978 un torneo triangular se jugó en San José entre los Cavaliers, el MCC y Fincona. Por este tiempo también se esperaba hacer arreglos contra Gran Caíman y contra el Trio Club de Colon en Panamá, pero en vano. En Enero de 1979 el Managua CC le otorgo una última visita a San José, pero la lucha en Nicaragua en el preludio de la revolución nicaragüense de 1979, hacia el cruce a través de la frontera demasiado peligroso. No se ha jugado cricket en Managua y la cancha de la Republic Tobacco había sido tomada hacía tiempo por los paracaidistas. Los implementos del Managua CC aun lo conserva el padre de Dickie Vaughan, Arthur, en su finca en Diriamba al sur de Managua. Fincona no parece haber durado mucho después de 1978 tampoco. En una última carta para los Cavaliers su secretario habla de un éxodo masivo de los Británicos de San Salvador sin duda debido al conflicto aumentado en ese país también. Sin ningún opositor y con su patrono Bill Caines también dejando el país en 1978, los Cavaliers gradualmente se fueron marchitando. Entre 1979 y 1986 el cricket fue jugado solo en distintas ocasiones.

oscar
Presidente Oscar Arias visita el partido Costa Rica contra Panamá

En 1986  se hizo un nuevo esfuerzo por echar a andar el cricket en San José. La inspiración para el nuevo San José Cricket Club provino de Syed Murad un expatriado hindú y de Ian North el antiguo representante de BOAC en la región. La idea tuvo también gran apoyo de H.E. Michael Daly, el Embajador Británico, y un hombre de negocios británico, Ken Armitage. Después de dos derrotas  por Limón, el equipo jugo dos veces contra Panamá de visita el 16 y 17 de agosto del 1986. San José fue ampliamente derrotado en ambos juegos, pero el evento al que asistió el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias, represento algún triunfo para el deporte. Un inning memorable de 91 incluyendo seis enormes seises fue jugado por Ken Thomas un miembro de la fuerza aérea de los Estados Unidos basada en Panamá que había aprendido su cricket desde niño en su nativa Trinidad. En un momento de inspiración semejante, un jugador de San José, Maurice McPhail, se quebró su clavícula mientras tomaba un catch a la bola y la controlo no obstante su agonía. Esta figura despertó una serie de encuentros a través de los próximos meses contra Limón, Siquirres y Matina en la Costa Atlántica. El San José CC se desintegro rápidamente después de la captura de Ken Armitage en Costa Rica y los subsecuentes procedimientos legales contra el en el Reino Unido.
El 6 de febrero del 1987 se decidió formar un nuevo club en San José llamado el Santa Ana Cricket Club, que tendría su base en un campo propiedad de la familia anglo-costarricense Lyon que había vivido en San Jose desde principios del siglo 19. Desde 1987 Santa Ana Club ha jugado numerosos partidos contra equipos de la Costa Atlántica y jugo un partido internacional contra un equipo de las Islas Caíman. Un equipo promisorio empezó a desarrollarse alrededor de Bob Jagger (ex Malvern y los Sussex Martlets), Peter Lyon (que jugo una vez en Lords Ground), John Salisbury de Botswana, Michael Daly (un gran entusiasta y lanzador de medio velocidad capaz) y el Capitán Richard Illingworth un miembro del (verdadero) MCC y un productor de semilla de coco en la Costa Atlántica. Lance Binns es aún una fuerza para ser reconocido y los veteranos de la Costa aun difíciles de derrotar.

britcake
Un queque presentado por el equipo de Limón al Embajador Británico

Es de esperar que el cricket continúe prosperando en San José. Sin embargo lo más importante es la sobrevivencia del cricket en la población de la Costa Atlántica. A fines de 1980 el Primer Ministro Edward Seaga de Jamaica visito Limón y presento implementos de cricket. El Cónsul Jamaiquino, Neville Clarke también demuestra bastante interés. El Embajador Británico ordenó equipo para estimular el desarrollo de un cricket juvenil en la región. Sin embargo esto solo ha sido un triunfo parcial. La mayoría de miembros de los equipos de Limón tiene más de cuarenta años y muchos son considerablemente aún mayores. Gradualmente la gente de la Costa ha aprendido español y se ha integrado a Costa Rica, un hecho que es realmente bienvenido. La mayoría de los viejos prejuicios se han ido pero también lo han hecho muchas de las tradiciones. Muy poca gente habla inglés y más poca aún se preocupa por su identidad cultural en general y del cricket en particular. Cuando yo esbocé un triste adiós a Costa Rica en 1989, Standford Barton estaba determinado a comenzar un nuevo equipo joven y Sylvester Cunningham me escribió acerca de su deseo “de comenzar la fiebre del Cricket una vez más”.
Tim Wilsey es un antiguo diplomático Británico quien sirvió en Costa Rica. Este artículo fue escrito por primera vez en 1989 y se basó ampliamente en los recuerdos de los señores Barton, Cunningham y Binns. Otra versión abreviada fue publicada en abril de 1992 en la edición de la revista The Cricketer bajo el título de Jugando a través de las líneas. Cerca de 20 años más tarde el autor ha podido consultar copias del Kingston Gleaner y ha corregido algunos errores de memoria. Al autor le gustaría agradecer a las Bibliotecas de la Universidad de Texas en Austin por el permiso que le otorgaron para usar el mapa y el Yorkshire Cricket Club para el registro de puntaje. Las tarjetas postales de Limón son de H. Wimmer y los primos Breely de ese pueblo. Las otras fotografías son hechas por el autor mismo. Este artículo tiene propósitos puramente educacionales.

 

TAWW (2013)

Traducción por María Martha Ortiz y Richard Illingworth

Ver mas: CRICKET EN COSTA RICA: 1986-2015

Back